Crisis de Identidad

LECTURA: 2 Pedro 1:1-12

“Pero el que no tiene estas cosas tiene la vista muy corta; es ciego, habiendo olvidado la purificación de sus antiguos pecados” 2 Pedro 1:9

Hace varios años leí acerca de un joven esposo que olvidó que estaba casado. Según la historia del periódico, el día después que los recién casados regresaron de su luna de miel, el esposo llegó a la casa de la oficina con tres horas de retraso. La cena estaba quemada, y su esposa estaba que echaba humo del disgusto. Distraído, ¡había ido a casa de su madre!

Esa es una historia muy graciosa. Pero cuando la gente que pertenece al Salvador sufre un problema de memoria similar no es tan chistoso. El apóstol Pedro nos recordó a los que tenemos una relación con Cristo que ya no somos lo que éramos. Como pueblo de Dios, siempre deberíamos tener en cuenta que hemos sido purificados de nuestros pecados (2 P 1:9) y que tenemos un nuevo propósito en la vida.

Los que estamos unidos a Cristo tenemos que recordarnos continuamente que le pertenecemos, y hemos de escoger vivir para su gloria. Si estudiamos las Escrituras, conversamos con el Padre y tenemos comunión con sus hijos podemos evitar la crisis de identidad espiritual de olvidar quienes somos.

Creyente, has nacido de nuevo espiritualmente en la familia de Dios. Olvidar esto dará como resultado algo mucho más grave que una cena quemada (v. 8-11).

Tu crisis de identidad se resuelve cuando te identificas con Cristo.

Tomado de “Nuestro Pan Diario Vol. 2”. Martin R. De Haan II. RBC Ministries.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s